VOSOTR@S

miércoles, 7 de octubre de 2009

Castañar de Santa Clara.





Dicen que es el castañar privado mas extenso de la región, pero no sólo castaños componen los árboles que nos acompañan en el camino hacia el puerto, donde está el límite de provincia con Salamanca. Arranca el camino recorriendo huertas y olivares que rodean cualquier pueblo, la pendiente inicial es fuerte hasta llegar a la curva del sauce y a unos pocos pinos donde ya arranca el castañar.



En este tramo aparece flanqueando las paredes el Zumaque (Rhus coriaria), usado en la antigüedad para el curtido de pieles y presente siempre en los aledaños de los pueblos dedicados a la ganadería. http://es.wikipedia.org/wiki/Rhus_coriaria. Llegados a este punto el camino se bifurca, llegando uno a la toma de agua del pueblo, que también es un camino apetecible y el otro tira puerto arriba y nos va descubriendo poco a poco toda la flora tan especial que acompaña al castaño, como es es caso del Olmo de Montaña, Ulmus glabra, siendo en este paraje donde es más abundante dentro de la región, otros puntos de localización estan en los grandes valles como Jerte y Vera. La curiosidad de este Olmo reside en los cuernecillos que presentan sus hojas y que el nombrador de especies aprovechó esta característica para dar nombre a la zarzamora llamandola Rubus ulmifolius, por la similitud de la hoja.




Otra especie de singular interés es el Mostajo, Sorbus latifolia, solo presente la Sierra de Gata dentro de la provincia.




Siguiendo el camino vamos encontrando gratas sorpresas, como son el castaño del puerto, Robles carballos (Quercus robur), Acebos (Ilex aquifolium) de gran porte, y que se situan buscando las zonas mas umbrosas del bosque, ni que decir tiene que el camino es un cúmulo de sensaciones y de historia ya que usado desde muy antiguo el brillo de las piedras de la calzada nos dice que no somos los primeros en tomarlo.




Hay otra flora de gran interés naturalizada como es el caso del Acer campestre que aparece después de un deslizamiento de una ladera y que dejo espidito el camino para llegar al sitio donde vive este árbol de mas de 10 m., o de los Loros, Prunus lusitánica colocados por la mano del hombre.



Cuando acaba el castañar llegamos a un puentecito donde viven acebos y el Abedul Betula pendula o pubescens según autores más occidental de la región.


Aquí en este sitio comienza el bosque de Robles melojos Quercus pyrenaica, que nos llevan al final del camino del puerto.



Una vez arriba el sendero coge el camino de Eljas y la compañía de la genista y el piorno es ya lo que tendremos.

Para saber más:

0 Fantásticos comentarios. Dale vida al Rinche. Grcs:

Publicar un comentario en la entrada

El blog vive de tus comentarios. Dale vida...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails